resbaladicidad-de-los-suelos-1

Resbaladicidad de los suelos

En la elección del material que necesita su proyecto, a la vez de satisfacer la parte estética y funcional, se deben cumplir ciertas especificaciones dependiendo del uso que se le quiera dar y el lugar en donde quede colocado. Cuando se elige una roca natural (como el mármol o el granito), para un suelo, este debe cumplir con las Normas existentes en el Código Técnico de la Edificación y en especial la Norma que trata sobre la resbaladicidad de los suelos.

DB-SUA - Norma Resbaladicidad de los suelos

El Documento Básico DB-SUA, (perteneciente al Código Técnico de la Edificación – CTE), asigna una clase a cada superficie en función de su localización y a las características del suelo a desarrollar.

Es una norma exigible para los suelos de los edificios de uso sanitario, docente, comercial, administrativo, aparcamientos y zonas publicas con concurrencia.

No es necesario en una vivienda privada de uso residencial, ni se indica explicitamente que sea necesario aplicar la Norma para un uso residencial público.

Resistencia al deslizamiento y clasificación

Cada material posee características físico-mecánicas diferentes, las cuales,  confieren una resistencia al deslizamiento (Rd) diferente según su composición.  Aplicando un acabado superficial, podemos modificar dicha Rd dotándole de mejores características para un determinado uso.

A falta de los ensayos que se deben realizar un laboratorio homologado y sin querer sustituirlos, nuestra experiencia nos ha enseñado los acabados superficiales a aplicar en la siguiente Clasificación de la resistencia al deslizamiento.

Clase 0Clase 1Clase 2Clase 3
Rd ≤ 15Rd 15 ≤ 35Rd 35 ≤ 45Rd > 45
PulidoPulidoAl corte de disco
Apomazado
Envejecido
Al corte de sierra
Arenado
Granallado
Flameado
Abujardado
Cizallado
Clasificación de la resistencia al deslizamiento

Clase exigible a los suelos en función de su localización y uso

Para cumplir la norma de resbaladicidad de los suelos se deben aplicar  los siguientes criterios dependiendo de la zona donde se colocará el material.

Zonas interiores secas

  • Superficies con pendiente menor que el 6 % deben ser materiales con un acabado de clase 1 o superior.
  • Superficies con pendientes mayor o igual que el 6% deben ser materiales con un acabado de clase 2 o superior.
  • En las escaleras se deben usar materiales con acabados de clase 3.

Zonas interiores húmedas

Se denominan zonas interiores húmedas a la entrada de los edificios desde una zona a la intemperie, terrazas cubiertas, vestuarios, baños o cocinas.

  • Superficies con pendiente menor que el 6 % deben ser materiales con un acabado de clase 2 o superior.
  • Superficies con pendientes mayor o igual que el 6% deben ser materiales con acabado de clase 3 o superior.
  • En las escaleras se deben usar materiales con acabado de clase 3 o superior.

Zonas exteriores

Excepto cuando se trate de accesos directos a zonas de uso restringido, en zonas previstas para usuarios descalzos y en el fondo de los vasos.

Para piscinas, spa, etc. se deben usar materiales con acabados de clase 3.

Fuente: https://rocanatural.es/informacion-tecnica/resbaladicidad-de-los-suelos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *