suelos ceramicos

Suelos cerámicos: La máxima dureza, el porcelánico! (Parte 1)

Hola Preyserlovers!

La elección del suelo de tu hogar, es una decisión clave y de vital importancia. Generalmente,  el parquet o suelo laminado y el suelo cerámico son los pavimentos  más vistos en hogares, aunque en los últimos 5 años los suelos porcelánicos han sido una apuesta segura. Su incontable variedad de acabados, formatos y dureza los han hecho líderes en tiempo record.

Los suelos porcelánicos son un  excelente recubrimiento cerámico de alta calidad sometidos a tratamiento de alta temperatura y presiones de compactación superiores a las utilizadas en la producción de cerámicas convencionales. Se caracterizan por ser muy versátiles, los puedes colocar tanto en  interior como en exterior, incluso utilizarlos como pavimento y como revestimiento.

¿Qué debes de tener en cuenta?

Es muy importante que recuerdes que, aunque la tecnología y los procesos de fabricación han avanzado mucho, la cerámica sigue siendo un producto elaborado a partir de arcillas y con un proceso de cocción que puede variar.

 Por este motivo, es muy complicado encontrar dos piezas de diferente producción exactamente iguales, ya que una partida de cerámica tendrá algunas variaciones respecto a la anterior tanto en tamaño como en color (tono).

  • Tonalidad: Es el color que tiene una partida de azulejos o baldosas es decir, la tonalidad de una partida de cerámica no será nunca exactamente igual que la anterior porque depende de factores como el tiempo de cocción, el material, la exposición al frío, al calor o a la humedad.

  • Calibre: Son los intervalos de formato que el fabricante define para agrupar las baldosas de una misma partida, que tienen unas diferencias en medidas reales de pocos milímetros.  Por tanto, es una referencia que marca el fabricante para agrupar las del mismo tipo. 

* Tip: Siempre que compres azulejos, adquiere un 15% extra de la cantidad realmente necesaria para cubrir la “merma” que suele haber al realizar cortes no aprovechables durante el proceso de instalación. Con ello evitarás tener que realizar un nuevo pedido de material para poder finalizar la obra y encontrarte con la problemática de que no queden en fábrica de la misma partida de producción con lo cual, el tono y calibre pueden cambiar. Además, es importante conservar la caja con el nombre, modelo y fabricante por si hubiera alguna avería con el paso el tiempo, poder encontrar dicho material y volver a comprarlo si no estuviera descatalogado, de tal modo podrás sustituirlas por piezas de la misma partida si todavía quedase o de otra, pero del mismo modelo para evitar así tener que recurrir a los “parches”.

¿Qué tipo de porcelánico podemos encontrar?

Según la composición de los materiales con los que se fabrica los podemos encontrar de dos maneras: Los compuestos por una sola masa (todo masa) y los esmaltados.

Todo masa:

Compuestos de una sola masa tienen una mayor resistencia al desgaste porque su base y superficie están compuestas por el mismo material. Hasta hace poco sólo eran monocolor, pero hoy en día con la tecnología de impresión de alta definición para la porcelana técnica, permite que los productos reciban efectos como los cementos, piedras, mármoles a través de productos que penetran directamente en la masa.

Esmaltados:

Tienen una base porcelánica y su superficie está cubierta por distintos esmaltes de alta resistencia que son los que  le aportan el diseño final.

De arriba abajo: Todo masa, Esmaltado porcelánico y Pasta roja esmaltada.

Según las terminaciones de los cantos, los podemos encontrar de 2 maneras: Rectificados y sin rectificar.

Rectificados:

Es un proceso que se le realiza al porcelánico ya sea todo masa o esmaltado en el que se le cortan los bordes bien con un disco de diamante o con un láser en busca de un borde recto perfecto de 90º con el fin de disminuir la apariencia de la lechada entre las placas y consiguiendo así una mayor continuidad.

Sin rectificar:

Es el acabado resultante después de cortar el bizcocho con un molde antes de la cocción, con lo que la terminación de los cantos es algo redondeada siendo más predecible el inicio y el fin de cada placa debido.

Porcelánico no rectificado

Aquí podemos apreciar como queda colocado un rectificado y otra sin rectificar

Y para terminar, según el acabado final, podemos encontrarlos como: pulidos, esmaltados (brillo, mate, lapatto) y antideslizantes.

  • Pulidos: Es un proceso de pulido de la capa superficial durante el proceso de fabricación que le aporta un brillo efecto espejo. El acabado pulidose suele presentar mayormente en los Todo Masa y suelen ser rectificados, pero también los puedes encontrar en los esmaltados para poder ofrecer un precio más reducidoya que el coste de producción de los pulidos se suele llevar un 40% del coste total del producto.

  • Esmaltados: Es un tratamiento ligero y de menor fuerza que se le aplica al porcelánico antes de que la baldosa entre en el horno. Éste esmalte es el que hace que tenga este acabado según diseño (brillo, mate o lapato) y los puedes encontrar rectificados y sin rectificar.

  • Antideslizante. Es el acabado final que se le realiza a cualquier tipo de cerámica independientemente del tipo de arcillas con las que se fabrica para que no resbale, dentro del cual podemos encontrar 3 niveles de antideslizante.

Si escoges la opción antideslizante, debes saber el grado de resbalabilidad que tiene ese modelo para saber si es adecuado para la zona donde se va a aplicar:

  • (C1 o R9) Suave. Diseñado para:
    • Zonas interiores secas con pendientes inferiores al 6%.
  • (C2 o R10)  Medio. Indicado para:
    • Zonas interiores secas con pendientes igual o superiores al 6% y escaleras y,
    • Zonas interiores húmedas con pendientes interiores al 6%, entradas de edificios, terrazas cubiertas, vestuarios, duchas, baños aseos y cocinas, etc.
  •  (C3 o R11, R12 y R13) Fuerte. Es el nivel más alto que hace casi imposible resbalar sobre ella. Está indicado para:

Zonas interiores húmedas con pendiente igual o superior al 6% y escaleras.

Zonas interiores donde además de agua, pueda haber agentes (grasas, lubricantes, etc) que reduzcan la resistencia al deslizamiento, tales como cocinas industriales, mataderos, aparcamientos, zonas de uso industrial y,

Zonas exteriores como piscinas donde haya usuarios descalzos y en el fondo de los vasos en las zonas en las que la profundidad no exceda de 1.5m.

¿Quieres saber más sobre suelos cerámicos? No te pierdas la segunda parte de este artículo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *